Acerca de las competencias de la Secretaría para la Economía y el APSA

4 November 2016

Desde que hace dos años se inició la reforma de los organismos económicos de la curia romana, han sido emanadas algunas normas y estatutos sobre esta materia. El texto normativo más reciente es el Motu Proprio «I beni temporali», del pasado 4 de julio, que regula la coordinación de las competencias de la Secretaría para la Economía y la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (desde ahora APSA).

En lexicon canonicum hemos incluido una traducción al español de ese motu proprio, y ofrecemos a continuación, de modo esquemático, cómo se define en esas normas la coordinación de competencias entre los dos organismos (no se trata aquí de las que tienen respecto a los demás dicasterios).

Motivación del motu proprio: la experiencia posterior a los estatutos de los nuevos organismos económicos ha llevado a la decisión de facilitar su interpretación y puesta en práctica, modificando algunas competencias establecidas en las normas precedentes.

Finalidad: definir mejor los respectivos ámbitos de actividad de la Secretaría para la Economía y la APSA, y su recíproca coordinación.

Principio fundamental: separar de manera neta, respecto al patrimonio de la Santa Sede:

a) la administración de los bienes y la gestión financiera directa, que compete a la APSA;

b) el control y vigilancia sobre la actividad de administración y gestión, que compete a la Secretaría para la Economía.

En consecuencia:

La Secretaría para la Economía, respecto a la APSA:

Sección para el control y la vigilancia:
- emana decretos generales e instrucciones para poner en práctica las directrices en materia económica aprobadas por el Papa;
- proporciona asistencia y apoyo, y controla y analiza las actividades económicas y de gestión de la APSA;
- somete al Consejo para la Economía el presupuesto y el balance de resultados de la APSA;
- hace recomendaciones y pide informaciones y documentación de naturaleza financiera y administrativa a la APSA;
- aprueba los actos de enajenación, adquisición o de extraordinaria administración de la APSA;
- promueve medidas correctivas cuando conozca daños al patrimonio, y pide a la Oficina del Auditor General que se efectúen revisiones específicas;
- promueve intercambio de informaciones de naturaleza fiscal que puedan implicar a la APSA.

Sección administrativa:
- formula procedimientos y prácticas que la APSA debe seguir en materia de contratos y adquisición de bienes y servicios;
- asegura el cumplimiento de los requisitos legales y administrativos respecto al personal de la Santa Sede, y elabora los sueldos, cuyo pago compete a la APSA;
- proporciona asistencia al Fondo de Pensiones y al Fondo de Asistencia Sanitaria.

La Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica:

- administra el patrimonio de bienes muebles e inmuebles de la Santa Sede;
- adquiere bienes y servicios de los proveedores externos y paga y contabiliza las facturas, según el método indicado por la Secretaría para la Economía;
- desempeña el servicio de tesorería, pagando los sueldos al personal;
- elabora el proprio balance, separado del de los dicasterios, de modo que cada uno tenga contabilidad y balances distintos, según el método indicado por la Secretaría para la Economía;
- dispone del personal auxiliar para los servicios a los dicasterios y la manutención de los inmuebles;
- tiene la responsabilidad de la Peregrinatio ad Petri Sedem.

Para repasar los rasgos principales de los dos dicasterios implicados se pueden consultar las voces del Diccionario de Derecho Canónico: Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica y Secretaría para la Economía, que contienen enlaces a las normas pontificias en materia de economía aprobadas en los últimos años.

Tags: , ,