Rescripto

Es un acto administrativo emitido por escrito por el que la competente autoridad ejecutiva concede un privilegio, una dispensa u otra gracia, a petición del interesado. Quien realiza la petición que da lugar al rescripto puede ser el destinatario del acto que se pide, o un tercero que no tenga prohibido solicitarlo, incluso sin el consentimiento del mismo interesado.

La petición que se realiza, que suele llamarse preces, ha de incluir los motivos, que serán la base de la respuesta de la autoridad. En caso de que –siendo necesario su conocimiento– esos motivos hubieran sido ocultados, el rescripto sería inválido. También conlleva la invalidez del rescripto la inclusión de motivos falsos con el fin de obtener lo que se pide.

Como es derecho de los fieles realizar la petición, hay obligación de recibirla y estudiarla para dar una respuesta justa. El interesado tiene la posibilidad del recurso administrativo si se le deniega lo solicitado.

El rescripto en el cual no se designa ejecutor surte efectos a partir del momento en el que se ha expedido el documento; los demás, desde el momento de su ejecución.

Un rescripto contiene la concesión de una gracia, es decir, de algo que no se debe en justicia y corresponde a la discrecionalidad del que la da. La autoridad puede otorgar una gracia mediante rescripto, o también de otras formas; por ejemplo, de viva voz, aunque quien la recibe habrá de probarla para que tenga eficacia en el fuero externo.

Dentro de las gracias que concede la autoridad, hay dos tipos que tienen una regulación específica y pueden otorgarse mediante rescripto: el privilegio, que es la gracia otorgada por acto peculiar en favor de determinadas personas, tanto físicas como jurídicas, concediendo algo que va en contra o más allá del derecho común; y la dispensa, que es la relajación de una ley meramente eclesiástica en un caso particular, por una causa justa y razonable.

Fuentes: CIC cc. 59-75

Voces relacionadas: ACTO ADMINISTRATIVO, DISPENSA, PRIVILEGIO, POTESTAD EJECUTIVA, RECURSO JERÁRQUICO, RESCRIPTUM EX AUDIENTIA