Juramento de fidelidad

El juramento de fidelidad es el compromiso estable de ejercer un oficio en la Iglesia con fidelidad a la Sede Apostólica y al depósito de la fe, cumpliendo los deberes inherentes al oficio y las prescripciones de los pastores.

Se pronuncia según una fórmula aprobada por la Santa Sede. Además del juramento, se realiza la profesión de fe.

Debe hacer este juramento todo el que es promovido a un oficio, antes de tomar posesión canónica; en concreto: los obispos, los vicarios generales, episcopales y judiciales, los párrocos, el rector y los profesores de teología y filosofía en los seminarios, los diáconos, el rector de una universidad eclesiástica o católica, los profesores de materias relacionadas con la fe o la moral y los superiores religiosos.

200-120
210-260
200-310
SY0-401
810-403
300-320
400-101
70-533
N10-006
MB2-707
200-120
210-260
200-310
SY0-401
810-403
300-320
400-101
70-533
N10-006
MB2-707
210-060
400-201
9L0-012
642-999
300-115
MB5-705
70-461
1V0-601
300-206
352-001
70-486
300-135
NS0-157
PR000041
300-101
70-346
CCA-500
70-480
810-403
200-120
400-101
CISSP
200-120
210-260
200-310
SY0-401
810-403
300-320
400-101
70-533
N10-006
MB2-707
210-060
100-101
1Z0-803
9L0-012
70-480
200-310
EX300
ICBB
1Z0-808
AWS-SYSOPS
1Z0-434
300-070
CAS-002
352-001
1V0-601
220-801
N10-006
642-999
SSCP
PMP
642-997
300-115
70-410
101-400
ITILFND
300-075
AX0-100
400-051
2V0-621
70-486
MB5-705
102-400
101
1Z0-067
220-802
70-463
C_TAW12_731
70-494
CISM
PR000041
700-501
300-135
200-120
CISSP
400-101
810-403
300-320
210-060
300-070
210-260
300-075
300-101
NSE4
EX200
300-115
100-101
200-120
210-260
200-310
SY0-401
810-403
300-320
400-101
70-533
N10-006
MB2-707
210-060
400-201
350-018
ADM-201
CISSP
810-403
200-120
400-101
CISSP
300-320
350-018
300-101
210-260
300-208
MB2-707
400-201
SY0-401
70-462
EX200
100-101
1Z0-803
300-135
200-120
CISSP
400-101
810-403
300-320
210-060
300-070

Hay otros supuestos particulares de juramentos de fidelidad: en el cónclave, en la curia romana, en los tribunales, en las causas de beatificación y canonización, etc.

Como en todo juramento según el derecho canónico, se invoca el nombre de Dios como testigo de la verdad, y no puede prestarse válidamente por medio de un procurador.

El juramento comporta una obligación relacionada con la virtud de la religión, y su incumplimiento puede llevar a la remoción o privación del oficio, a una justa pena o penitencia si es materia grave, y a la excomunión en casos especiales.

Fuentes: CIC cc. 380, 833 5-8, 1199-1204, 1454; Cong. Doctr. Fe, Professio fidei et iusiurandum fidelitatis in suscipiendo officio nomine Ecclesiae exercendo (9-I-1989) y Rescriptum ex audientia Sanctissimi (1989)

Voces relacionadas: OFICIO, PROFESIÓN DE FE

Ver la fórmula del Juramento de Fidelidad

Tags: