Catedral

Es la iglesia de la diócesis en la que se encuentra la sede oficial –cátedra– del obispo, que hace referencia a su lugar de autoridad. Es el templo más importante de la diócesis, el centro de la vida litúrgica y espiritual.

Todas las diócesis y circunscripciones equivalentes han de tener una catedral.

El templo de la catedral debe ser dedicado solemnemente; en él se ha de reservar la Sagrada Eucaristía y celebrarse la Santa Misa con ejemplar solemnidad y cuidado de las normas litúrgicas. Conviene que el obispo celebre la Eucaristía en la catedral, especialmente en las fiestas de precepto, y cuando confiere el sacramento del orden.

La iglesia catedral puede tener personalidad jurídica propia, según establezca la ley particular. El órgano que la administra puede ser el cabildo catedralicio, un rector o el propio obispo diocesano. Si la catedral fuera también parroquia, se ha de procurar separar la gestión y la responsabilidad de ambos entes.

Las catedrales pueden ser patriarcales, primaciales, metropolitanas o simples, según sea el título del obispo. Esta tipología es honorífica, y no tiene implicaciones jurídicas.

Fuentes: CIC cc. 357 §2, 381 §§3-4, 389, 1101 §1, 1178, 1242

Voces relacionadas: CABILDO, CANÓNIGO, IGLESIA (LUGAR), PENITENCIARIO

Tags: