Ecumenismo

Es el movimiento, o conjunto de acciones, que trata de promover la unidad de la Iglesia católica con los cristianos cuyas comunidades se han separado a lo largo de la historia, por causa de las varias discrepancias existentes entre ellos y la Iglesia católica, sea en cuanto a la doctrina o a la disciplina, sea en lo relativo a la estructura de la Iglesia.

Los principios que considera la Iglesia en el ecumenismo parten de la unidad –que, por voluntad de Cristo, está obligada a promover– y la unicidad; y de la valoración teológica de las demás Iglesias como comunidades cristianas.

Se puede hablar de comunión, aunque imperfecta, con los cristianos separados, porque fuera de la Iglesia católica romana, en la que subsiste la Iglesia de Jesucristo, se hayan elementos de santidad y de verdad, fundamentalmente la fe y el bautismo comunes.

Corresponde al Colegio de los obispos y a la Sede Apostólica fomentar y dirigir entre los católicos el movimiento ecuménico. Los obispos promueven la unidad y pueden establecer normas prácticas según las circunstancias. Los fieles contribuyen al ecumenismo con la oración y practicando la caridad. Los expertos establecen diálogo con los hermanos separados para profundizar en la doctrina en un contexto de comunión.

Es compatible con el ecumenismo, además, la tarea de preparación de los que desean volver a la plena comunión católica.

Fuentes: Decr. Unitatis redintegratio; Const. Ap. Lumen gentium n. 8; CIC c. 755; Directorio ecuménico (1993); Enc. Ut unum sint (25-V-1995); Decl. Dominus Iesus (6-VIII-2000)

Voces relacionadas: COMMUNICATIO IN SACRIS, CONSEJO PONTIFICIO PARA LA UNIÓN DE LOS CRISTIANOS, SACRAMENTO

Tags: ,