Incapacidad de contraer matrimonio

Es la falta de capacidad necesaria para prestar el consentimiento suficiente para contraer matrimonio, con lo que conlleva ese acto libre y responsable; se trata de un acto que está al alcance de cualquier persona normal, pues no se requieren especiales condiciones de madurez y virtud.

Son incapaces de contraer matrimonio:
a) quienes carecen de suficiente uso de razón para realizar un acto libre de voluntad, de manera estable u ocasional;
b) quienes tienen un grave defecto de discreción de juicio acerca de los derechos y deberes esenciales del matrimonio;
c) quienes no pueden asumir las obligaciones esenciales del matrimonio por causas de naturaleza psíquica: no se trata de una simple dificultad, sino de una anomalía que cause una imposibilidad patológica para asumirlas, de modo que aunque quisiera no podría en realidad querer unas obligaciones que de hecho no puede asumir; es decir, debe haber conexión entre el trastorno y la capacidad de asumir.

Estos tres supuestos constituyen causas de nulidad únicamente si ha habido efectiva incapacidad del sujeto para dar el consentimiento en el momento de casarse, no sólo en cuanto situaciones de hecho (por ejemplo, una enfermedad psíquica puede ser causa de nulidad o no serlo).

Fuentes: CIC c. 1095; Discursos a la Rota Romana 1987, 1988, 1997

Voces relacionadas: CONSENTIMIENTO MATRIMONIAL, MATRIMONIO, NULIDAD DEL MATRIMONIO

Tags: