Colegio Cardenalicio

Es el conjunto de los cardenales de la Iglesia romana, que constituyen un colegio al que se atribuyen funciones jurídicas determinadas, de tipo consultivo y deliberativo.

Compete al colegio proveer a la elección del Romano Pontífice y ayudarle en el gobierno de la Iglesia, cuando son convocados para tratar juntos cuestiones de más importancia –sobre todo reunidos en consistorio–, y mediante los distintos oficios que desempeñan.

El colegio cardenalicio se divide en tres órdenes: episcopal (cardenales a los que el Papa asigna como título una Iglesia suburbicaria, y patriarcas orientales adscritos al colegio), presbiteral y diaconal (en ambos casos, el Papa asigna a cada uno un título o diaconía de la urbe). Los cardenales pueden aconsejar y patrocinar esas diócesis e iglesias, pero no tienen potestad de régimen en ellas.

Hay un cardenal designado decano del colegio, que lo preside y es considerado primero entre sus iguales, pero sin potestad sobre los demás. El cardenal protodiácono anuncia al pueblo el nombre del nuevo Sumo Pontífice elegido.

La mayor parte de los cardenales están al frente de diócesis de mayor importancia en el mundo, o guían congregaciones u otros dicasterios de la curia romana, o lo han hecho en el pasado.

Después de la muerte o renuncia de un Papa, el colegio cardenalicio guía la Iglesia hasta la elección del nuevo Pontífice.

Fuentes: CIC cc. 349-359

Voces relacionadas: CARDENAL, CÓNCLAVE, CONSISTORIO, SEDE APOSTÓLICA VACANTE

Relación de cardenales electores

Tags: ,