Elección del Romano Pontífice

La elección canónica del Papa corresponde al Colegio cardenalicio reunido en cónclave, ordinariamente 15 días después de iniciar el período de sede vacante, y no más de 20.

Tienen derecho de elección todos los cardenales que no hayan cumplido 80 años antes del día en que la sede queda vacante, que no hayan sido depuestos legítimamente ni hayan presentado renuncia aceptada por el Papa. El número de electores no debe superar los 120, aunque el Papa tendría potestad para determinar que participaran más si se llega a superar esa cifra.

El sistema de elección es el escrutinio, muy detallado en la ley en cuanto a la distribución de papeletas, modo de rellenarlas, recogerlas y contarlas. Todo cardenal elector presente está obligado a votar, de modo visible, pronunciando la fórmula prescrita (no hay abstención, aunque sí puede haber voto en blanco). Cada día se hacen cuatro votaciones, dos por la mañana y dos por la tarde, hasta que salga la mayoría cualificada de 2/3. Si en los 33 o 34 primeros escrutinios no hay mayoría cualificada, se vota entre los dos primeros cardenales de la votación precedente.

Se garantiza la libertad de elección evitando cualquier interferencia de autoridades civiles sobre la decisión de los cardenales. También se prohíben los pactos y promesas de votos mientras viva el Papa, así como los que se pudieran hacer durante el cónclave de modo que obligaran a dar o negar el voto a alguno. Se permite el libre intercambio de opiniones sobre la elección. Hay obligación de guardar riguroso secreto.

Puede ser elegido Papa cualquier fiel varón, bautizado, católico y capaz de recibir el episcopado. Si es el caso, lo recibirá inmediatamente antes del homenaje de los cardenales y la comunicación al pueblo.

La elección se perfecciona con la aceptación del elegido solicitada por el cardenal decano. En ese acto el Papa elige el nombre y se levanta acta. Después recibe el homenaje de los cardenales, y se comunica la elección al pueblo.

Fuentes: CIC c. 335; Const. Ap. Universi Dominici Gregis (22-II-1996); Motu proprio “De aliquibus mutationibus in normis de electione Romani Pontificis” (11-VI-2007);  Motu proprio “Normas nonnullas” (22-II-2013); Ordo Rituum Conclavis (5-II-1998)

Voces relacionadas: COLEGIO CARDENALICIO, CÓNCLAVE, RENUNCIA DEL PAPA, ROMANO PONTÍFICE, SEDE APOSTÓLICA VACANTE

Tags: , ,