Administrador apostólico

Es el oficio al que el Romano Pontífice, por causas particularmente graves o importantes, confía en forma vicaria el gobierno provisional de una circunscripción o institución eclesiástica existente, o de una administración apostólica establemente constituida.

El administrador apostólico posee potestad ordinaria vicaria, es decir, ejercitada en nombre del Papa.

Aunque no es de suyo necesario, resulta habitual que los administradores apostólicos sean nombrados obisposad nutum Sanctae Sedis”.

El administrador apostólico puede ser nombrado sede plena, cuando continúa en el cargo el titular de la diócesis o institución afectada; y sede vacante, cuando ese oficio se encuentra vacante.

El cese del administrador ocurre por revocación del mandato apostólico, o por la toma de posesión del nuevo titular de la sede.

Fuentes: CIC cc. 368 y 371, §2; Directorio Apostolorum succesores n. 73, 235 y 244; Motu proprio “Pontificalia insignia” (21-VI-1968); Decr. de la Cong. del Culto Divino De nomine episcopi in prece eucaristica proferendo (9-X-1972)

Voces relacionadas: ADMINISTRACIÓN APOSTÓLICA, ADMINISTRADOR APOSTÓLICO PERSONAL, ADMINISTRADOR DIOCESANO

Tags: