Diócesis

La diócesis es una porción del pueblo de Dios cuyo cuidado pastoral se encomienda al obispo con la cooperación del presbiterio, de manera que unida a su pastor y congregada por él en el Espíritu Santo mediante el Evangelio y la Eucaristía, constituya una Iglesia particular, en la cual verdaderamente está presente y actúa la Iglesia de Cristo una, santa, católica y apostólica.

En el régimen de la diócesis el derecho establece la normativa general para las Iglesias particulares. La diócesis responde a la idea de lo que supone la plena implantación de la Iglesia en un determinado lugar; constituye el paradigma de las circunscripciones eclesiásticas, a partir del cual han surgido otros modelos que, si no se establece otra cosa, se asimilan a ella.

Como regla general, la diócesis debe quedar circunscrita dentro de un territorio determinado, de manera que comprenda a todos los fieles que habiten en él, pero pueden erigirse dentro de un mismo territorio Iglesias particulares o circunscripciones distintas, por razón del rito de los fieles o por otro motivo semejante.

La relación del fiel cristiano con el obispo diocesano se debe al bautismo, y es jerárquica, primaria, y no exclusiva, porque puede tener pluralidad de domicilios, o haber también una jurisdicción personal complementaria.

La diócesis es objeto de una regulación jurídica detallada, que abarca lo relativo a su estructura, organismos, oficios, relaciones jurídicas, etc.

Fuentes: Decr. Christus Dominus n. 11; CIC cc. 368-374

Voces relacionadas: ARCHIDIÓCESIS, CIRCUNSCRIPCIÓN ECLESIÁSTICA, CURIA DIOCESANA, IGLESIA PARTICULAR, OBISPO DIOCESANO, PORCIÓN DEL PUEBLO DE DIOS