Rector de iglesia

Es rector el sacerdote al que se confía la atención de una iglesia que no es parroquial ni capitular, ni tampoco está aneja a la casa de una comunidad religiosa o de una sociedad de vida apostólica.

En las iglesias rectorales normalmente no se da la atención pastoral ordinaria de una comunidad estable, sino que el rector se ocupa de la propia iglesia (dignidad del culto, administración de los bienes, conservación y decoro de los objetos y edificios sagrados, etc.), y de las ceremonias y actividades que se organizan (celebración de la Eucaristía, confesiones, exposición del Santísimo Sacramento, liturgia de las horas, etc).

El rector no tiene las funciones propias de un párroco en su parroquia (bautismos, confirmaciones, el viático y la unción de enfermos, asistencia a matrimonios, funerales, procesiones y algunas bendiciones), salvo que haya recibido delegación para eso, o cuente con el consentimiento del párroco del lugar donde se encuentra la iglesia. Sin embargo, el ordinario del lugar puede mandar al rector que celebre para el pueblo determinadas funciones, incluso parroquiales, y también que la iglesia esté abierta para grupos concretos de fieles, de modo que celebren allí funciones litúrgicas.

El obispo diocesano nombra libremente al rector de una iglesia, sin perjuicio del legítimo derecho de elección o de presentación, al que seguirá la confirmación o institución por parte del obispo. La remoción del rector corresponde al obispo, con justa causa.

El rector del seminario o de un colegio dirigido por clérigos es también rector de la iglesia aneja, si el obispo no ha establecido otra cosa.

Fuentes: CIC cc. 556-563

Voces relacionadas: IGLESIA (LUGAR), IGLESIA RECTORAL, PÁRROCO, SEMINARIO