Los obispos de Europa transmiten un claro mensaje sobre algunos temas de actualidad

26 September 2015

Como conclusión de la asamblea plenaria del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa, celebrada del 11 al 16 de septiembre en Tierra Santa, los presidentes de las Conferencias Episcopales han emitido un mensaje en el que se expresan con claridad sobre algunas cuestiones candentes, como la inmigración, la libertad religiosa y la familia. El encuentro ha contado con la participación, entre otros, de los Cardenales Ouellet, Erdö, Bagnasco, Blázquez, y Eijk.

Al celebrar la reunión en Tierra Santa, los presidentes de las Conferencias Episcopaleshan querido renovar su raigambre en Cristo en un momento en que Europa pide a la Iglesia, aunque no siempre conscientemente, que anuncie sin miedos y con alegría la novedad de la vida en Cristo que es el Evangelio”.

Inmigrantes: acogida y tomar medidas en los países de origen
Los obispos han reflexionado sobre el “gran movimiento de pueblos: prófugos, refugiados, inmigrantes”, que requiere de los estados respuestas tempestivas de ayuda y acogida. “Los Estados, a través de las instituciones necesarias, deben mantener el orden público, garantizar la justicia para todos y ofrecer una generosa disponibilidad hacia quien verdaderamente tiene necesidad, en la perspectiva también de una integración respetuosa y de colaboración”. Las Iglesias de Europa, siguiendo las indicaciones del Papa, “colaboran con los Estados, que son los primeros responsables de la vida social y económica de sus pueblos”. Seguidamente manifiestan el interés de que “también la ONU tome decididamente en consideración la situación y llegue a soluciones eficaces no solo respecto a la primera acogida sino también respecto a los países de proveniencia de los emigrantes, adoptando medidas adecuadas para detener la violencia y construir la paz y el desarrollo de todos los pueblos”.

Libertad religiosa
Con firmeza se refieren los obispos a “la necesidad de respetar la libertad religiosa, derecho humano fundamental sin el que los demás derechos resultan frágiles. Es una trágica prueba la persecución de los cristianos, muchos de los cuales han ofrecido su vida con ejemplar testimonio de fe: por ellos va nuestra oración, a ellos nuestra fraternal cercanía y admiración. Además, la secularización en marcha en los países europeos tiende a confinar la religión en la esfera privada y en los confines de la sociedad. Entra en este ámbito el derecho fundamental de los padres a educar a sus hijos según sus propias convicciones. Para que esta libertad sea posible es necesario que las escuelas católicas puedan desarrollar su tarea educativa a favor de toda la sociedad con todo el apoyo oportuno”.

Familia, matrimonio e ideología de género
Con vistas al Sínodo de Obispos sobre la familia, en la plenaria del Consejo de las Conferencias Episcopales –que acudió a Nazareth para rezar por el Sínodo– se ha confirmado a la familia como “realidad universal: papá, mamá, hijos. Particular preocupación despierta el descenso demográfico que se registra en casi todos los países europeos”.

La Iglesia cree firmemente en la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer: es la célula basilar de la sociedad y de la misma comunidad cristiana. No se ve por qué realidades diversas de convivencia deban ser tratadas del mismo modo. Particular preocupación provoca el intento de aplicar la “teoría del gender”: es un proyecto del “pensamiento único” que tiende a colonizar también Europa y del que ha hablado frecuentemente el Papa Francisco. La Iglesia no acepta la “teoría del gender” porque es expresión de una antropología contraria a la verdadera y auténtica valoración de la persona humana”.

Fuente: Mensaje final de la Asamblea plenaria del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa

La traducción al español de las citas del mensaje es nuestra.

Más información en www.ccee.eu

 

Tags: , , , , , ,

NULL