Sínodo sobre la familia: declaraciones del Cardenal Scola

1 October 2015

Una semana antes del comienzo del Sínodo de los Obispos, Il Corriere della Sera ha entrevistado al Cardenal Scola, Arzobispo de Milán. Entre otros temas, le preguntan sobre cuestiones debatidas en torno al Sínodo: recogemos algunas de sus respuestas (la traducción es nuestra).

En relación con la comunión a los divorciados vueltos a casar, de la que el Cardenal había razonado el año anterior que no era posible, afirma que «yo había expresado un auspicio, veremos cómo terminará esto. Si se me quiere hacer decir que personalmente no he encontrado razones adecuadas para aceptar la propuesta del Cardenal Kasper, adelante, haced vuestros gráficos distinguiendo “quien está con el Papa”, “quien no está con el Papa”… Pero mi preocupación es de naturaleza completamente diversa. Tengo la impresión de que se está “pensando” poco. A todos los niveles».

Acerca de la cuestión de la comunión, en relación con la declaración de nulidad del matrimonio, aclara que «permanece una diferencia cualitativa entre los dos problemas. Una cosa es aligerar la verificación de la nulidad, lo que el Santo Padre ya ha hecho con el motu proprio, otra cosa es readmitir a la comunión sacramental a los divorciados que se han vuelto a casar, porque en la verificación de la nulidad nunca se puede dar por descontado el resultado. Si se concluye que había matrimonio, lo hay».

En continuidad con lo anterior, reafirma que la comunión no es un accesorio, sino un fundamento del matrimonio: «La relación entre Cristo y la Iglesia, dentro de la que los dos esposos expresan ante la comunidad cristiana su consentimiento, no es un modelo exterior para imitar. Es el fundamento del matrimonio que nace. Yo, esposo, nunca podría fundamentar el “para siempre”, la indisolubilidad, sobre la arenas movedizas de mi voluntad. ¿Y cómo puedo fiarme de manera definitiva de que mi mujer me será siempre fiel? ¿Qué sucede en el consentimiento recíproco expresado dentro del acto eucarístico? Que yo quiero el deber del “para siempre” y decido no sobre la base de mi frágil voluntad, sino radicándome en la relación nupcial entre Cristo y la Iglesia. Es esto lo que, a través del sacramento, fundamenta el matrimonio».

En cuanto a la relación entre la fe y el matrimonio, el Cardenal espera que «el Sínodo pueda sugerir al Santo Padre una intervención magisterial que unifique simplificándola la doctrina sobre el matrimonio. Una intervención dirigida a mostrar la relación entra la experiencia de fe y la naturaleza sacramental del matrimonio».

Fuente: Entrevista en Il Corriere della Sera

Tags: , , , , ,

NULL